El botiquín de casa

Recientemente he tenido que revisar y actulizar el botiquín de casa. Y es que justo he participado en un taller de accidentes infantiles para niños de entre 0 y 6 años que se organizaba desde el centro de salud de Eloy Gonzalo en el Hospital Clínico de Madrid.
 
La verdad es que tenemos mucha suerte con la sanidad pública y la cantidad de iniciativas interesantes que organizan para pacientes. Os dejo el enlace a la escuela madrileña de salud, en la que se pueden consultar muchas de ellas. Y entro en materia.
 
El objetivo del taller era adquirir conocimientos para evitar en lo posible accidentes infantiles, capacitar en reanimación básica e instruir en la realización de curas, básicas también. Y para ello se trataron estos puntos:
 
  • Descripción y prevención de los accidentes más comunes (quemaduras, ahogamientos, caídas, intoxicaciones…)
  • Porteo de bebés
  • Sistemas de retención en el automóvil (sobre este tema ya publicamos un post hace unas semanas)
  • El botiquín en casa
  • RCP Básica (reanimación cardiopulmonar) del lactante y del niño de 2 a 4 años
  • Actuación en caso de atragantamiento
  • Prácticas con maniquíes
Todo fue muy interesante y completo. Gran parte se encuentra también recogido en la Guía práctica de primeros auxilios para padres que os conté en un post pasado. Pero aquí tuvimos la ventaja de poder practicar y hacer preguntas en directo.
 
Afortunadamente, de momento el único concepto que he tenido que utilizar del taller ha sido actualizar el botiquín de casa, hacer inventario y tener los básicos preparados. La verdad es que me sorprendieron, y por eso los quiero compartir con vosotros.
Entre lo imprescindible no figuran los antibióticos ni gran cantidad de cremas que solemos tener en casa. Ni siquiera jarabes para la tos o Betadine. No.
 
La lista de básicos infalibles era… diferente. Aquí os la dejo, junto con las dos normas-para-no-olvidar que nos dieron:
 
  • Un buen botiquín es sencillo y debe contener sólo lo necesario.
  • El botiquín debe ser transportable y estar lejos del alcance de los peques.
  • Gasas
  • Suero fisiológico
  • Esparadrapo
  • Puntos de aproximación
  • Antiséptico: recomendaban la cristalmina
  • Crema para quemaduras, como pueden ser Flamacine o Silvederma
  • Termómetro
  • Paracetamol
  • Ibuprofeno
  • Pinzas
  • Tijeras
  • Crema para el sol
  • Repelente de mosquitos
  • Cualquier medicación específica que necesitéis los padres o el peque en ese momento
 
Como veis, no se parece mucho a lo que habríamos  pensado, al menos yo. Pero lo que sí que yo añado como imprescindible a esta lista son tiritas (mejor aún con dibujos). Pues todo el mundo sabe que, éstas junto con un beso de mamá, ‘curan’ cualquier herida rápidamente.
 
¿Es lo que esperabais? ¿Conocíais la escuela de pacientes? ¿Cuáles son vuestros imprescindibles en el botiquín de casa? ¡Contadnos en los comentarios!
 
¡Síguenos y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.