Cinco consejos para viajar en tren con niños de 2-3 años

Desde que nos hemos mudado a Montpellier, los viajes en tren para ir a Madrid suelen ser muy habituales. Hemos elegido este medido de transporte porque, a pesar de que son 6 horitas de viaje, es la opción más económica ya que, los niños menores de 3 años no pagan billete con la condición de compartir asiento con nosotros. Además, el trayecto suele ser directo y así nos evitamos tener que hacer incómodos trasbordos, que resultan aún más engorrosos cuando se viaja con niños.

No obstante, esto también significa tener que adaptar las opciones de ocio y entretenimiento a las posibilidades que ofrece este medio de transporte. Aquí tenéis algunos consejos después de todos estos meses de experiencia ferroviaria:

  1. Preparar las cosas con antelación

A veces me ha tocado hacer este trayecto sola con A. y el primer pensamiento que pongo en mi cabeza antes de salir de casa es que no debo perder la paciencia y que tengo que asumir que todo va a ir a otro ritmo, al ritmo de mi peque.

Un par de días antes suelo empezar a preparar el equipaje para estar segura de no olvidarme nada y, sobre todo, para estar tranquila los momentos previos al viaje y no andar con prisas. A parte de la maleta, suelo llevar una mochila con una muda de A. por si es necesario cambiarla, alguna muselina por si hay que taparla cuando se duerme, pañales, toallitas, agua y comida.

2. Llevar comida

Como nuestros peques ya son más independientes a la hora de comer, ahora podemos optar por llevarles galletas, picos de pan, bricks de fruta o fruta sólida. Así que éste no suele ser un problema que me preocupe mucho, porque además si nos olvidamos de algo podríamos comprarlo en el coche bar.

No obstante, sí que recomendaría no llevar nada de batidos, chocolatinas o cosas que sean complicadas de manejar y que al final nos pueden generar problemas a la hora de gestionar a los peques.

3. Juguetes pequeños y que entretengan

Por otro lado, en una mochila con cuerdas de ésas que suelen dar de propaganda en eventos y que puedo colgar del reposabrazos le meto pequeños muñecos, cuentos, plastilina y moldes, pegatinas, lápices y papel… Todo esto suele ser muy útil para entretenerlos, no ocupa mucho espacio y deja volar la imaginación de los peques en este pequeño espacio.

4. Utilizar los espacios disponibles

Cuando estas opciones se nos agotan, solemos ir al coche bar, donde puede jugar y correr más tranquilamente sin molestar a nadie.

5. Recurrir al iPad como última opción

El tema de dibujos en el ipad siempre ha sido mi último recurso porque me da la sensación de que, a pesar de dejarlos ensimismados, los dibujos les alteran muchísimo.

Así que, alternando juegos, cuentos, siesta y pequeños paseos, el viaje se nos termina pasando bastante ameno y rápido. Y, por cierto, si podéis elegid mejor el asiento del pasillo, que os dará más libertad de movimiento. Y vosotras, ¿tenéis algún consejillo que también nos pueda ayudar?

P.D. Y si los necesitáis, aquí tenéis consejos para viajes largos en coche y aquí para cuando los peques son más bebés.

¡Síguenos y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.