Planes de domingo para hacer con niños

Hoy las madres de la tribu de Chamberí os traemos algunos planes de domingo para hacer con niños en Madrid. Porque de todos es sabido que los fines de semana se pueden hacer muy largos con los peques encerrados en casa sin saber qué hacer pero que no todos los espacios en el barrio son muy ‘baby friendly’ (aunque algunos hay, como ya os contamos en este post). Así que por si os habéis quedado secos de ideas, aquí tenéis unas cuantas:

Sofía

Los domingos por la mañana la calle Fuencarral se cierra al tráfico, y es una buena ocasión para que los niños puedan jugar a sus anchas mientras los padres toman algo en alguna de las terrazas. Está especialmente bien para ir con patines o patinetes por la carretera.

Ana C.

El domingo es un buen día para hacer un viaje en familia en Teleférico, divisando las espectaculares vistas que ofrece de la Casa de Campo como si fuéramos pájaros, lo que encantará a los peques. Por la noche, ya que estamos en la zona, cenamos en el recinto del cine La Bombilla y, cuando los pequeños duermen, los mayores vemos una película. Los carritos son muy bienvenidos en este entrañable cine. Para el domingo podemos ir a jugar un rato a Planeta Invisible, una mágica cafetería-ludoteca cerca de Manuel Becerra. 

Leticia

Este verano, un día de fiesta fuimos al Zoo. Os reconozco que yo fui porque a mi familia le apetecía: Mi hermano tiene una niña dos años mayor que L. y yo pensaba que mi peque se iba a aburrir. ¡Para nada! Creo que ha sido una de las mejores experiencias del verano. Ahora que lo pienso, tiene lógica, pues conocen los animales a través de juguetes y cuentos. Para ella fue mágico y tomaron forma real. Disfrutó muchísimo. Quizá, como única sugerencia-mejora, os recomendaría planificar la excursión en otoño o primavera, porque realmente en verano hace bastante calor y en invierno es fácil pillar hibernando algunas de las especies más llamativas.

Mara

Los domingos los reservamos para el deporte en familia. Nos encanta coger las bicis y perdernos por el campo.  A. disfruta mucho yendo en la sillita que tiene su papá en la bici. A veces llevamos algo de comida y aprovechamos para hacer un picnic. Otras veces, cuando el tiempo no nos da para mucho, simplemente nos vamos a una cancha de baloncesto que hay en Montecarmelo y jugamos con la peque a la pelota. 

Cris

Nosotros somos bastante de salir al monte, pero desde que nació A. la cosa se ha complicado porque aún no aguanta lo suficiente como para hacer las rutas a pie pero ya pesa demasiado para llevarle mucho tiempo en la mochila si la ruta es muy exigente. Pero un sendero precioso (sobre todo con los colores del otoño) que hemos hecho sin él pero que seguro que repetimos pronto es la Ruta de los dos ríos, en Sepúlveda. Son unos 5 kilómetros bastante llanos que se hace en una hora y media aproximadamente y que nos ofrece la posibilidad de terminar la caminata disfrutando de una buena paletilla de cordero en alguno de los centenarios restaurantes del pueblo (el Fogón del Azogue y el Figón Zute el Mayor son de los más conocidos, pero hay que reservar obligatoriamente), que también es muy bonito para dar un paseo después del café. Y todo a apenas hora y media de Madrid.

 

¡Síguenos y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.