Conociendo las rabietas: Llegamos a los terrible two

Ready or not? Here we go! ¡Es así! Llegamos a los terribles dos… a las tan temidas rabietas de los 2 años.

En meses pasados asistí a una charla en el Centro de apoyo a las familias (CAF) acerca del manejo de las rabietas, dictada por una psicólogo, y la charla empezó con una frase que me dejó pensando mucho: “Educar es frustrar, la permisividad sólo crea tiranos” (A. Naouri). ¡Ok, qué gran verdad!

En mi opinión, parte de los fallos en nuestra sociedad se deben a que los hijos se han convertido en los ‘verdugos’ de sus padres.

Aspectos importantes para poder entender a las rabietas:

1. Son NORMALES en el desarrollo evolutivo del niño/a de 1 a 4 años.
2. Aprendizaje: utilizan el llanto para reclamar atención.
3. Signos positivos y expresivos de una personalidad en formación.
4. Conflicto entre deseos de autonomía y limitaciones que se le imponen a esta edad: frustración de lo que desean.
5. Forma inmadura de expresar ira/enfado.
6. Los medios para interactuar y expresarse (lenguaje) están en desarrollo.

Conocer la normalidad de las rabietas hizo que entendiera que realmente son algo bueno, aunque nos generen mucha ansiedad como padres. Todos queremos que nuestros hijos desarrollen su personalidad, aprendan a gestionar sus emociones y respeten los limites… ¡pues éste es el primer paso! Entender que necesitan pasar por este proceso para llegar a los siguientes.

También debemos conocer y respetar nuestras diferencias como padres y entender que lo que es ‘malo’ para algunos padres, no es malo para otros. Ese día hablamos de diferentes situaciones en cada hogar.

Por ejemplo, la hora de comer: Los padres que tienen a sus hijos bajos de peso son super estrictos con el tema de la alimentación, en cambio en mi caso no, porque J.O. siempre ha comido muy bien y si un día decide no comer, no me causa ansiedad.

Este post lo hago de forma informativa, ya en el siguiente le doy algunos consejos para aprender a manejar las rabietas. ¡Paciencia, que se hacen mayores muy rápido!

¡Síguenos y comparte!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.