Recetas que te salvan la vida

Escena común en cualquier casa: Llegas apurada de la compra/el cole/el parque/el trabajo porque se te ha echado el tiempo encima, y tu peque está al límite de sus fuerzas: quiere comer. No quieres darle ningún tentempié para no quitarle el hambre pero sus incipientes pucheros dejan claro que no puede esperar mucho tiempo. ¿Qué haces? Las madres de la tribu de Chamberí tenemos algunas recetas fetiche de ésas que te salvan la vida en un momento. 

Cristina

Cuando se nos echa el tiempo encima y llegamos a casa con A. llorando de hambre y con mirada de odio que parece decir “Mamá, por qué me quieres matar de inanición”, un recurso rápido que utilizamos es el pescado con couscous. Normalmente optamos por merluza o salmón, que cocinamos al horno aderezado con un poco de aceite de oliva y alguna hierba (eneldo, orégano, albahaca…) o pimienta negra. Yo suelo hacerlo a 150ºC durante unos diez minutos, comprobando que quede bien cocinado en función del grosor de la pieza. Y el couscous es cuestión de tres minutos: poner tanta agua como sémola a hervir, y cuando esté borboteando, echar un poco de aceite y pimienta, el couscous, apagar el fuego, cubrir con un paño y dejar tres minutos. Luego remover con una cuchara de madera y mezclar con el pescado desmenuzado. ¡No falla! De hecho, a A. le gusta tanto el couscous que lo utilizamos para complementar cualquier comida que no se quiera comer: cremas, pollo, verduras… También se lo come cuando lo hacemos con verduras y cordero, al estilo marroquí, aunque esté muy especiado. Y si os cansáis del couscous, podéis sustituirlo por bulgur o polenta, que se hacen igual de rápido.

Sofía

Para momentos de “haz algo rápido o esto se desmadra” y para esas rachas en las que no quiere comer de nada, recurro a las hamburguesas de lentejas. Se pueden tener congeladas, se descongelan en el microondas en un minuto, y a la sartén vuelta y vuelta. 
Prepararlas es sencillo pero sí lleva un poco de tiempo: En primer lugar, se germinan las lentejas. Para eso, primero se remojan varias horas como cualquier legumbre, luego se escurren y se ponen en un recipiente con un paño o papel de cocina humedecido que las cubra (vigilando que esté siempre húmedo). Las lentejas están germinadas cuando les sale un pequeño rabito, vale con que sea de 1-2mm.
Luego, se trituran con una batidora potente, y se mezclan con un sofrito de puerro, zanahoria y la verdura que le queráis echar. Yo le pongo además perejil y ajo crudos, picados muy finitos, y una pizca de sal y pimienta. A continuación se hacen las hamburguesas y se congelan así.
Si veis que no compacta bien, podéis echarles un poco de pan rallado y harina de garbanzo (de venta en herbolarios y en algunos supermercados). Además, utilizando pan rallado sin gluten, son perfectas para celiacos.
La verdad es que leyéndolo parece más difícil de lo que es en realidad. Lo seguro es que en el momento de necesidad, las tienes hechas y es una comida sana y que les encanta.

Leticia

Sencilla, rápida y riquísima. Tomate y pescado al microondasOs diré que, cuando tengo prisa y me quiero asegurar de que L. se vaya a comer lo que haga, lo que preparo es un pescado al microondas y un tomate cortado en trozos pequeños, con aceitito y alguna especia. ¡Le chifla y nunca me falla! La receta del pescado la aprendí de un libro que se llama Sólo recetas que salen bien en microondas, la autora es Cristina Galiano y a mí me encanta cómo se explica. Os cuento cómo hago el pescado en cuestión: Coloco la pieza en un pirex de cristal con tapa, meto el pescado y lo aderezo con lo que me apetezca, normalmente con laurel, ajo, un poco de vino blanco y limón. Pero varío a gusto. Y sólo le añado agua si me interesa que tenga caldito extra (la peque lo toma mejor con un poco de ‘salsa’). Así todo, lo pongo dos minutos al microondas. Lo dejo reposar uno y lo miro. Si está hecho, se lo sirvo. Si ha quedado un poco crudo, añado un minuto más (eso pasa si la pieza es más gorda y lo repito, de minuto en minuto, tantas veces como me parece hasta que veo el pescado hecho). Como veis, se trata de minutos y consigues una cena completa y, en mi caso, ¡infalible!

 

Glenda

Con J.O. es un poco difícil porque no es de muy buen comer, así que siempre trato de hacer cosas que tengan nutrientes. En el desayuno me va muy bien con las panquecas de banana. Son muy sencillas. Lo primero es triturar la banana madura con un tenedor, le pongo harina de avena (sino moler las hojuelas), un toque de levadura, una pizca de canela y un poco de leche, hasta que se forma una masa homogénea. Las pongo en la plancha y ¡listo! Si no tienen bananas las puedes hacer con boniato o calabaza: los cocinas y sigues la misma preparación. Alguna vez le he puesto chispas de chocolate a las de banana y quedan deliciosas. Lo mejor de este plato es que puedes guardar congeladas y también que ellos mismos las pueden coger y comer solitos.

Ambra

Thermomix. ¡Para mí ésa es la salvación! Una crema de verduras, un puré de patatas, incluso una masa de tortitas. Miles de recetas que se preparan en un momento o que, aunque tarden, no pasa nada ya que accionas la máquina y te despreocupas. Mientras la crema se está haciendo, puedes jugar y distraer a tu niño, o ponerle el pijama o ir adelantado otras cosas para que la cena esté lista en un tiempo récord. Es una inversión, lo admito (aunque nosotros la compramos de segunda mano por la mitad del precio oficial), pero en momentos de apuro puede ser de gran ayuda!

La receta favorita de mi pequeñín es la crema de verduras. Sofrío un poco de cebolla triturada, luego echo la verdura que tenga a mano (excepto pimiento que no me gusta en la crema y patata porque aunque le da un toque muy rico, si sobra no está buena al día siguiente) troceada y dejo que se haga un poco. Después pongo agua, una pizquita de sal, pimienta y nuez moscada y que se cueza unos 20 minutos. Finalmente trituro todo a tope. Un chorrito de aceite en crudo y ¡listo!

 

Y tú, ¿qué plato rápido de emergencia sueles preparar?

¡Síguenos y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.