Responsabilidad en casa para nuestros hijos

Ahora que nuestros hijos rondan los dos años, empiezan a ser (y a querer ser) mucho más independientes, y quieren hacer las cosas por sí mismos. En vez de enfrentarnos a ellos (algo que muchas veces degenera en riñas y rabietas), una solución que a nosotros nos ha resultado práctica es darle pequeñas tareas y fomentar su responsabilidad.

Eso hace que se sienta útil y ‘mayor”‘,y hemos observado que hace lo que le encargamos encantado y se comporta mucho mejor.  Además, es una buena forma de ir poco a poco enseñándoles a colaborar en las tareas del hogar.  

Lógicamente hay que adaptarse a su edad y también asumir que no van a hacer las cosas tan bien como nosotros (¡tienen que aprender!) y que de vez en cuando habrá algún accidente (platos rotos, leche por el suelo, etc).

Tras informarme un poco, en este post os resumo las tareas que los niños pueden hacer en cada edad:

2-3 años

– Ayudar a  poner y recoger la mesa

– Ayudar a hacer la cama

– Traer cosas que se le pidan

– Tirar cosas a la basura ( por ejemplo su pañal)

– Echar la ropa sucia en el cesto

– Recoger sus juguetes y ordenar sus cuentos con ayuda

– Comer solo

– Ayudar a llevar la compra

–  Limpiar los derrames y las pintadas de la pared con ayuda

– Regar las plantas con ayuda

4-5 años

– Ordenar sus juguetes.  Recoger su habitación

– Hacer la cama (con ayuda)

– Poner y recoger la mesa

– Vestirse solo

– Secar y guardar la vajilla

– Regar las plantas

– Ayudar a cocinar

6-7 años

– Hacer la cama

– Vaciar el lavavajillas

– Cortar verduras sencillas con supervisión

– Pasar la aspiradora o la mopa

– Preparar su mochila

– Ordenar su mesa

8-9 años

– Preparar el desayuno

– Preparar comidas sencillas con ayuda

– Bañarse solo

– Barrer y fregar el suelo

– Poner el lavavajillas

– Poner la lavadora

– Colgar y doblar la ropa

– Cuidar de las mascotas

10-11 años

– Preparar comidas sencillas

– Limpiar su habitación

– Preparar su ropa

– Tender la ropa

– Cuidar a un hermano

12 años

– Planchar con ayuda

– Sacar la basura

– Hacer la compra

– Coser un botón

– Limpiar los baños

– Limpiar los cristales.

Todas estas tareas que, en general, no nos parecen agradables, pueden convertirse en una actividad entretenida si las hacemos junto con nuestros hijos.  Es más fácil que se conviertan en hábitos si las iniciamos como un juego y ellos se sentirán útiles y  contentos de ayudarnos. ¡Os animo a probar!

 

¡Síguenos y comparte!

Un comentario

  1. Sofía, me encanta lo que dices.
    L. Tora a veces su pañal a la basura sola. (Depende de las horas sobretodo) y pide ser tratada como una mayor. De hecho, al darse cuenta de que su padre y yo nos quitábamos los zapatos en la entrada y los guardábamos en el zapatero, ella lo empezó a hacer mezclados con los nuestros. Así que ahora le hemos dado un hueco para ella. Le encanta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.