Vacaciones nómadas: 5 ventajas de viajar en autocaravana con un bebé

El concepto de autocaravana ha aparecido en mi vida tan solo hace unos años. La familia de mi marido tiene una, y en las primeras vacaciones que pasamos juntos, mi entonces novio quiso que descubriera lo que era viajar con la casa a cuestas. Después de estar tres semanas vagabundeando por diversos países de la zona balcánica, mi más rotunda conclusión fue que si algún día teníamos hijos, la autocaravana se convertiría en nuestro medio principal de transporte en vacaciones. Y así ha sido.

K. tenía nada más que tres meses la primera vez que se montó en la autocaravana de los abuelos. Era pleno invierno y hacía mucho frío, pero no tuvimos ningún problema. Y es que la autocaravana es sencillamente una casa con ruedas, en la que no falta nada, ni siquiera la calefacción.

Por si os estáis planteando si viajar con una autocaravana, aquí os digo las 5 principales ventajas que os harán optar por ella, a pesar de lo muy costoso que puede ser alquilarla o comprarla:

  • No hay límite de equipaje, podréis llevar todo lo que se os ocurra: comida, pañales, ropa más que de sobra, juguetes, trona, bicis, carritos, etc.
  • Baño y camas propias: Por mucho que cambiéis de lugar, el baño y la cama irán siempre con vosotros. Ningún problema de limpieza o de añoranza de cama. Por lo que respecta la cama del bebé, nosotros empleamos una capazo cuando era muy pequeño y una de las camas -pero con una red de seguridad en el lateral y unos cojines para reducirla un poco- cuando ya no cabía en el capazo.
  • Comida casera: En la cocina podréis cocinar como en casa ya que contaréis con las mismas comodidades. Tampoco es necesario ir todos los días a un restaurante, ya que se puede hacer la compra en un supermercado, guardarla en el frigorífico o en los armarios y comer en la autocaravana.
  • Playa y montaña: Ya no es necesario decidir si se va a la playa o a la montaña, se pueden disfrutar unos días en un lugar y, después, ponerse rápidamente de nuevo en marcha. Además, si durante el trayecto el conductor está cansado, siempre se puede parar en una estación de servicio, por ejemplo, y descansar un poco antes de reanudar el viaje.
  • Camping con cama: En un camping se disfruta de una libertad que no se tiene en un hotel, pero normalmente la comodidad es limitada. Con una autocaravana se puede disfrutar de lo bueno de un camping, pero durmiendo como en casa.

Por lo que respecta a la seguridad y comodidad de los bebés, en una autocaravana también se deben utilizar los sistemas obligatorios -las sillitas del grupo correspondiente- y se fijan al igual que en un coche.

Aunque estos consejos está enfocados a las autocaravanas, también son aplicables a las caravanas que se remolcan con el coche. Yo nunca he viajado en ellas y, personalmente, me parecen un poco más inseguras, pero son bastante más baratas y por tanto accesibles.

En cualquier caso, ¡espero que este post os anime a disfrutar de unas vacaciones nómadas!

 

¡Síguenos y comparte!

Un comentario

  1. Ambra, suena fenomenal. A mí me tienta la comida y las camas que mencionas… Por ahora no puedo pasar de ese modo las vacaciones, pero desde luego me has dado una buena idea que apunto! Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.